Los Nets se sobreponen sin D’Angelo Russell y con LeBron James como líder total

Los Nets se sobrepusieron a la ausencia de su mejor hombre con un trabajo colectivo, donde brillaron suplentes y titulares, incluido en esta última terna el modesto Spencer Dinwiddie, que estrenaba puesto en el equipo inicial y que con 22 puntos y 4/8 en triples, 5 rebotes y 7 asistencias fue el referente de Brooklyn en ataque. Estos 22 tantos suponen el récord de anotación en la carrera deportiva de Dinwiddie. Un triple suyo a falta de 44 segundos para la conclusión del duelo situó el 106-104 en el marcador, rematado después por un esencial rebote ofensivo que permitió dos puntos más de los Nets y culminado con dos tiros libres que no sólo sirvieron para certificar el éxito de los Nets, sino que le dieron a él esos 22 tantos de récord individual.

Sin D’Angelo Russell y con LeBron James en modo líder total. Ingredientes suficientes para pensar que los Nets cayeron en su casa ante los Cavaliers. Pero no. La velada de anoche supuso un importante triunfo de Brooklyn, una victoria de prestigio de un plantel que no tiene mucho que perder este curso y que está demostrando que la dignidad competitiva puede perfectamente ir asociada a la tan manida reconstrucción o el corto plazo.

Los Nets sometieron a Cleveland (112-107) a pesar del citado triple doble de James. LeBron firmó 29 puntos, 10 rebotes y 13 asistencias, a los que añadió 4 tapones. De nuevo desde el puesto de base como la noche anterior, El Elegido y sus prestaciones fueron insuficientes para evitar que los Cavs sumaran el segundo tropiezo de la campaña. Es interesante apuntar que pasada la primera semana de competición, los Nets y Cleveland presentan el mismo balance de 3-2. Nadie lo podría haber pronosticado.