El dinero no garantizará la continuidad de Porzingis en Knicks

Si New York Knicks quiere que Kristaps Porzingis sea su jugador franquicia por muchos años, va a tener que trabajar cantidad de horas extra. Como el hermano del jugador, Janis, ha podido reconocer al medio letón Sports Avize (declaraciones traducidas por Eurohoops.net), el rey de los unicornios no firmará una extensión con la entidad neoyorquina solo porque ésta sea quien puede ofrecerle más dinero.

“La cuestión más importante es: ¿qué quieres conseguir realmente en tu carrera? Porque el dinero, si Kristaps sigue como mínimo a su nivel normal, llegará. Estamos más enfocados en otros aspectos y no solo en firmar rápidamente un nuevo contrato para poder asegurar el dinero. No se puede escapar de la realidad, y los Knicks deben verlo”, pudo comentar Janis, hermano de uno de los nombres del momento y también quien ejerce como agente más cercano a Porzingis, representado por el famoso Andy Miller –encargado de la carrera de otros jugadores como Dwight Howard, Serge Ibaka, Kyle Lowry, Willy Hernangómez o Myles Turner–.

Porzingis se encuentra ahora mismo destrozando expectativas en su tercera temporada en la NBA. El fenómeno letón posee un curso más de contrato garantizado (en su forma rookie), para poder salir al mercado como agente libre en 2019. Los Knicks, se entiende, harán lo imposible para que eso no ocurra y no exista concurso de rodeo con terceras franquicias.

“Kristaps es el punto principal en este momento (del equipo), así que no se le puede decepcionar mucho o al final de la temporada pensará: ‘no estoy a gusto aquí’. La segunda cuestión es: ¿a quién viene a ver la gente de New York ahora? Por mucho, a Kristaps. Así que la organización tiene que tener eso en cuenta”, pudo continuar Janis Porzingis.

Así es que el entorno más cercano de Porzingis avisa a navegantes en New York. Hay que tratar bien a Kristaps y además rodearle de compañeros competentes con los que aspirar a cotas importantes. De lo contrario, no priorizará el dinero para quedarse en los Knicks.

Cifras y extensión con New York

Porzingis podría firmar un nuevo contrato –el primero tras sus años de novato– a partir del próximo verano, con máximos de alrededor de 160 millones de dólares en cinco años. Tal cantidad podría llegar incluso a 180 en caso de cumplir según qué objetivos (figurar en un quinteto All NBA) variables, como en el reciente caso certificado de Joel Embiid. Porzingis podría ganar más dinero en New York que en ninguna otra parte de la liga; pero esa no será su única prioridad, como avisó su hermano, Janis.

En este inicio de temporada, Porzingis ha comenzado a reventar métricas de toda clase. El ala-pívot letón ha superado los 30 puntos en cinco de siete ocasiones posibles y dinamita registros por doquier: cuarto jugador en la historia NBA que hace 30 puntos en cinco de sus seis primeros partidos con 22 años o menos (primero desde 1979); o primer ‘knick’ en exponer tales argumentos. Su comienzo de ejercicio está siendo de locos.

No reunión final con Knicks

Janis, hermano de la bestia, también se encargó de explicar por qué Kristaps no acudió a la reunión de final de temporada 2016-17 con Phil Jackson (entonces presidente) y Steve Mills (GM) casi llegando al mes de mayo.

“No fue una decisión movida por sentimientos. No fue una acción espontánea. Estuvimos pensando en ello bastante tiempo y la consideramos una honesta y bien meditada decisión a la que llegamos juntos. Era un siguiente paso lógico para nosotros, sin el que estaríamos en otra situación ahora, pero, tras haberlo hecho, estamos en esta situación”, remarcó Janis.

Porzingis no terminó la temporada nada contento con el modo en el que muchas cosas funcionaban (por decir algo) en los Knicks y por ello acordó no presentarse al último acto del año con la franquicia y sus directivos. Tampoco ayudaron, desde luego, los rumores de que Porzingis no era intocable en un posible trade veraniego e incluso que hubiera conversaciones potenciales con algunos equipos.

Asimismo, el hermano Janis lanzó un dardo a Carmelo Anthony, a quien acusó de no pelear lo suficiente por sanar los matices que no cuajaban en New York –y que enfadaban a Kristaps–.

“Es interesante cómo algunas personas que están involucradas en este mundo han criticado eso (no acudir a la reunión final de NY), como algo poco profesional. Solo hay que mirar a Melo, cómo maneja estas cosas. Si él se hubiera, por una vez, decidido a luchar por algo no hubiéramos estado en esa situación y Kristaps no se hubiera sentido forzado a que le cayera todo a él. (La decisión de Porzingis) no fue tomada por interés personal o disgusto con alguien, fue por el bien de la paz en general. Debería haber sido un tema de los líderes del equipo, pero Carmelo y la gente de su alrededor nunca intentaron cambiar nada”, añadió Janis, sobre los problemas de los Knicks en el final de temporada.

Tendrán que andarse con ojo en New York, pues, como es lógico, su unicornio posee una ambición única, como su juego.