Brandon Ingram se fija metas altas con Lakers

Desde que terminó la temporada pasada, Brandon Ingram se ha enfocado en mejorar su juego y su físico.

El alero, de 20 años, ha trabajado en la temporada baja para cumplir las expectativas que la organización tiene sobre él, sobre todo después de que el presidente de operaciones de Los Angeles Lakers, Magic Johnson, dijo que era el único jugador que no moverían.

“Cuando realmente lo piensas, no debería ponerte cómodo en lo absoluto. Debería hacerte trabajar aún más fuerte. No es una carga, pero la puso sobre ti, así que sientes que debes salir aún más fuerte para mostrar que esa es la razón por la que lo dijo”, dijo Ingram a los Lakers, en entrevista publicada en su portal web. “Para mí, mis propias expectativas son aún más altas que lo que cualquiera pueda decir. Pero Magic está sentado ahí todos los días y nos da consejos a todos y cada uno de nosotros, estemos jugando o no. Es especial verlo dando consejos, en la cancha, fuera de la cancha. Nos va a ayudar”.

Ingram, de 6’9″ de estatura y 190 libras, un exjugador destacado de Duke, fue el No. 2 en el draft de la NBA en 2016. En su primera temporada con los Lakers, Ingram promedió 9.4 puntos, 4.0 rebotes, 2.1 asistencias y 28.8 minutos en 79 partidos.

“Este último año, no pude entrar en un ritmo en el que me sentía cómodo todos los partidos y jugaba como yo mismo. Tuve la chance de reflexionar (sobre la temporada), de ver dónde puedo mejorar, de tener una mejor mentalidad y ganar confianza. Fui al juego (de Liga de Verano) y se sintió natural. Me sentí como yo mismo. Sentí como que estaba jugando baloncesto regular.

“Ahora me siento aún mejor. En mejor condición, más fuerte. Hemos puesto mucho trabajo en el gimnasio. El trabajo de habilidad que hemos hecho cada día…trabajar en ofensiva y defensa. Especialmente con mi mejor condición física, creo que con mi base Lonzo Ball mandando la bola hacia delante y con la manera que queremos jugar rápido…el cielo es el límite”, añadió el alero.

Ingram ha dedicado el verano para mejorar su tiro y físico y está listo para su segunda temporada con los Lakers.

“Para mí era la mecánica del tiro. (Brian) Keefe (asistente de los Lakers) y yo hicimos un gran trabajo en tratar de venir todos los días y trabajar. Empezamos con la forma del tiro. Tratando de mantenerme disparando por encima de la cabeza. Tratando de encontrar distintas maneras de sentirme cómodo disparando la bola de esa manera. Eso fue lo primero.

“Lo segundo fue hacer que mi cuerpo estuviera bien. Obviamente, las repeticiones de todo lo que haría en un juego, pero también poner bien a mi cuerpo en el gimnasio. Tratar de comer un poquito mejor y comer un poquito más”, aseguró el alero de los Lakers.